domingo, 10 de noviembre de 2013

LA PEOR CANCIÓN DE LOS BEATLES ( GIVE ME BREAD AND CALL ME FOOL)


El cuarteto de Liverpool además de ser una franquicia musical de potencia no igualada en la historia del pop- rock, gozaba de gran sentido del humor y no poca mala leche.

La inquina, la ironía, el doble sentido y el cachondeito campaban a sus anchas.

Imagino que en no pocas ocasiones el blanco de todas aquellas  bromas era el inefable Richard Starkey, más conocido como Ringo Starr. El eterno segundón. El amable gregario. El advenedizo útil que sustituyó al carimático pero errático  Pete Best.

El albúm The Beatles ( universalmente conocido como The White Album)) no sólo supuso un nuevo y magnífico jalón en la historia musical de Lennon  y sus chicos, sino también la presentación pública de una de las mejores bromas pesadas de los Fab Fours.

La peor canción de su historia, letra y música de Ringo Starr.

Don´t Pass me by.

No sigan leyendo hasta no escuchar la canción.


Imagino que después de escuchar la canción habrán sonreido torcidamente.

No es dificil evocar la sesiones de grabación, con un Ringo Starr ilusionado, rodeado por las comadrejas de sus compañeros, e imaginar este diálogo:

Ringo: "¿Estais seguros de que debemos meter cascabeles?"
George Harrison: "Si, si, tio. Estamos escuchandolo desde fuera y es un auténtico pelotazo"
Paul: "Creo que también deberíamos  añadir unos violines. Como en Eleanor Rigby. Le va como anillo al dedo a la canción. De puta madre."
Ringo: "¿Estais seguros? ¿Cascabeles y violines?
John: "Haznos caso, Ringo.Es tu debut como compositor, y nosotros tus colegas. Queremos que sea un éxito. Por cierto, bien cantado cuando dices "Does it mean you don't love me any moooore." ( 00:28 en el video ).

Al cerrar el  micro del estudio se escucharían las carcajadas de los tres genios  a costa de su amigo el batería.

Si esta canción estuviera incluida en un disco de Las Grecas o de  Pablo Alborán, sin duda habría pasado más o menos desapercibida. Pero acompaña a  Helter Skelter, Back in the USSR,  Dear Prudence, When my guitar gently weeps, Revolution... y esto no hace  más que convencer al aficionado de que Los Beatles eran unos absolutos cachondos mentales y Ringo Starr  uno de los blancos favoritos de aquellos tres prodigios musicales  llamados John, Paul y George. 


No es dificil imaginar los pensamientos del bueno de Ringo cuando se cerraron los micros del estudio de grabación   aquel 12 de julio de 1968...

" De acuerdo, de acuerdo, cascabeles y violines... Habrá que ver quien rie el último..."

Richard Starkey, el eterno segundón,, el oscuro bateria de Liverpool, el feo simpático, acumula en la actualidad   una fortuna estimada de trescientos millones de dólares,  su vida sentimental ha estado siempre relacionada con bellas top models internacionales  y ha enterrado - de momento- a dos los de los restantes Beatles. 


Give me bread, and call me fool, bro.

No hay comentarios: