martes, 23 de julio de 2013

UN PAÍS DE CÓMPLICES

Según el Art.  29 del Código Penal español:

"Son cómplices los que (...) cooperan a la ejecución del hecho con actos anteriores o simultáneos."

España.

Un país que podría definirse de la siguiente forma:

"Colectivo administrativo , político y territorial formado por un elenco de delincuentes, cómplices y cooperadores necesarios  que ascienden o descienden  en la escala de criminalidad en función de su inteligencia, instinto de supervivencia y / o falta de escrúpulos".

La clase dirigente española es tan unánimemente corrupta y criminal que sólo la pasividad cómplice de un pueblo chorizo y trincón como el nuestro puede tolerarla y ampararla con sus votos. Un pueblo cómplice, en definitiva.

En España no hay políticos honrados.  Sólo hay políticos que tienen un desempeño activo en el cohecho y la prevaricación y políticos que miran hacia otro lado, beneficiandose indirectamente  de  la corruptela campante cómodamente sentados en su poltrona de privilegios.

De igual forma no hay españoles honrados. Hay españoles que maman de la teta de la prebenda de turno, que pillan cacho de la comisión, que defraudan lo que pueden, y otros que simplemente  y cada cuatro años, votan a la Familia Barzini  o la Familia Tataglia (vease El Padrino, de Francis Ford Coppola) para seguir siendo mafioseados impunemente convirtiéndose en partícipes, por la vía de la pasividad, del  actual estado de cosas.

La culpa no es sólo de Mariano  o José Antonio. La culpa es de un pueblo cómplice que participa, activo o pasivo, en la sodomización  y venta de la democracia.


La culpa es de usted que ahora me lee. Sí, de usted, que en el fondo de su corazón, lejos de censurar al corrupto, lo admira. Usted que desprecia a quien  consigue el éxito  mediante el esfuerzo y el talento y admira al chorizo que amasa una fortuna a base de comisiones, picotazos, prebendas y maletines, y que firma tratos en un burdel  empleando la turbia tinta de una raya de cocaína.

Abogados, jueces, periodistas, dependientas,  maestros, presidentes, catalanes, vascos, reyes, infantas, conseguidores, sindicalistas... todos nos hemos convertido en una caterva de buitres despedazando el  cadáver de una entidad nacional con más de cinco siglos de antigüedad a la que, por este camino, no va a reconocer ni la madre que la parió.

Y mientras tanto, silenciosamente, toda una generación de puros, de inocentes,  abandona el foro haciendo el mutis del exilio.


Si queda alguna esperanza a este colectivo ibérico de criminales, habrá que ir a buscarla a Francia, a Bélgica, a Atenas, y a cualquier rincón donde los buenos, los pocos españoles íntegros, han tenido que irse para no percibir el olor a podrido de este  "bujío" que se llama Reino de España y se apellida república bananera, bar y puticlub de  alemanes, ingleses y rusos.

Y no te engañes lector. Eres tan culpable como Mariano y José Antonio.


Cuando roban, eres cómplice...

Cuando derrochan con una mano y recortan en sanidad con la otra, eres cómplice....


Cuando  permiten un sistema educativo que sólo produce analfabetos funcionales y mano de obra ignorante,  eres  cómplice....

Cuando crean un país de putas y camareros, cómplice...

...Porque cooperas a la ejecución del hecho con la concurrencia indispensable de tus  actos anteriores y simultáneos...

 Puntualmente, cada cuatro años, cómplice. 





4 comentarios:

Clara Fajardo Trigueros dijo...

Ritmo, elocuencia y contenido impecable. Ojalá tomemos todos conciencia de lo que está ocurriendo porque sí, puede que el siguiente lugar donde se encuentren los honrados sea EEUU.

Comprobada la imagen en el extranjero, no me queda más que decir que empiezo a dudar de mi gran teoría del granito de arena...donde los cómplices son ángeles, no demonios!!!Grande León!!!

Leon de San Marcos dijo...

"Ritmo, elocuencia y contenido impecable" un honor viniendo de una profesional del periodismo como tú ¡¡

Si mucha más gente tuviera tu disciplina y honradez otro gallo nos cantaría en España.

Anónimo dijo...

una pocilga llena de cerdos eso es epsñaña

tangledpolitics dijo...

Totalmente de acuerdo.
Estos politicos no son el problema, son la causa de una sociedad que se dedica a mirar para el otro lado, no tener escrúpulos y ante todo seguir votando a su amigo porque le da un cacho del pastel.
En España no hay políticos http://wp.me/p2fW1E-eU y encima los españoles son más fieles al partido que a la pareja http://wp.me/p2fW1E-hT