lunes, 2 de julio de 2012

Yo no follé contigo.



Envidia.

Tiña.

¿Qué carajo esta pasando en este país nuestro para  que esas descaradas señoras del blog yofollecontigo.tumblr lo peten en la red, sumando más de 700.000 visitas y éste humilde Leon, al sur del sur de los bloggers, haya sufrido indecibles duquelas para superar las 2500 ?

No es justo. Y me llevan los demonios.


Es cierto que no soy Carnicero, ni Pérez Reverte, ni siquiera me aproximo  a ninguno de ellos en estado de ebriedad, vulgo hasta  las manillas de guaitlabel - cola.


Es cierto que a veces (casi siempre) redacto dyslesxic- mode -on, que no repaso los textos y que me la "sua" la gramática, la ortografía, la sintaxis y la mare que parió al  mengue. La fe de erratas del León, todavía  inédita, tiene la extensión de la guía telefónica de Johannesburgo, sin exagerar.


Es una verdad como la giralda que mi blog, quitando a dos docenas de colegas y otras dos docenas de cotillas de casapuerta, no interesa a nadie. Para hablar de lo tuyo, León, ya tenemos lo de Belén Esteban. Para hablar de lo de todos, ya tenemos a Carnicero.

Saben  los hebreos y el proverbial sanani (el de las tortas) que estoy desprovisto de  cualquier clase de glamour.  Que  soy carne de cañón para envejecer como viejo peñista de tapita de queso y dominó a las seis de la tarde. Que no es difícil imaginar una entrada de febrero de 2045, de éste mismo blog (que para entonces habrá recién alcanzado las 5000 visitas, mientras el de las divinas madrileñas contara por decenas los millones de  visitantes)  despotricando torpemente sobre cualquier evento político y consiguiendo únicamente la atención del porcentaje de mis colegas que  continúe vivo por aquel entonces.

De igual forma, mi lenguaje se mueve entre lo barroco y  lo pretencioso. A lo más, de vez en cuando salpimento mi léxico con verbos chulos como salpimentar, o amostazar,  o con algún modismo sureño como el de Sanani.  No uso “cerder”, ni “tupi” ni “gintos”, ese lenguaje está reservado a esas diosas de Madrid, que sin duda han inventado la polvora, y parece que también los polvos.

No soy alto, divino, estiloso, ni moderno. Soy moreno, bajito, barbudo,  y tendente al cabreo.

Uso Whatsapp pero no me jacto de ello.

No soy de Malasaña, soy de Triana.

Y no hablo de sexo a cambio de un puñado de visitas.
A no ser claro, que estemos hablando de miles de visitas adicionales a la semana. En tal caso, mis lectores, quizás molaría tupi mazo que os pasara pantallazos de mis conversaciones privadas por whatsapp, contara mis aventuras cerders  (en el caso de que las  tuviera) y tomaría  unos gintos a vuestra salud. Muy BIEN.

Cuenta la leyenda que Bernard Shaw le preguntó a una dama de alta alcurnia:
“ - ¿Se acostaría conmigo por diez millones de dólares?
- Por diez millones de dólares me lo pensaría Sr. Shaw- respondió la señora.
-  Le doy entonces diez dólares, vayamos a la cama-
-  Pero ¡¡por quién me ha tomado caballero¡¡-Exclamó la dama con clara indignación.
- Lo que usted es ya ha quedado claro, señora…..
 …….Ahora se trata de negociar el precio.

(Dedicado a todos aquellos que alguna vez se han planteado renunciar a sus principios por dinero o fama)

PS: Para mayor tupi información el blog del que os hablo:  http://yofollecontigo.tumblr.com/
 PS 2: Borrad de vuestras mentes todo lo anterior. En el mundo trendy  que habitamos es de lo más divertido y original que me he podido encontrar. 

No hay comentarios: